Los sonetos de Dios   (Rivera Chevremont (PUERTO RICO 1896-1997)

 

Dios me llega en la voz y en el acento

Dios me llega en la rosa coronada

De luz y estremecida por el viento

Dios me llega en corriente y marejada

 

Dios me llega. Me llega en la Mirada

Dios me llega. Me envuelve con su aliento

Dios me llega.  Con mano desbordads

De mundos , Él me imprime movimientos

 

Yo soy, desde las cosas exteriors

Hasta las interiores, haz de ardores

De música, de impulsos y de aromas

 

Y cuando irrumpe el canto que a Él me mueve

El canto alcanza, en su estructura breve,

La belleza de un vuelo de palomas

 

(Antologias de las mejores poesias de amor en lengua Espanola, Luis Maria Anson, Ed. Debolsillo, 2004)