Dr. A. Rodríguez Field Station Site Map Comunicate
Murciélagos

Familia Noctilionidae
Familia Mormoopidae
Familia Phyllostomidae
Familia Vespertilionidae
Familia Molossidae

Cursos Research Murciélagos Curriculum Vitae

LOS MURCIÉLAGOS EN PUERTO RICO

Tabla de Contenido

  1. Superticiones
  2. Manejo y Conservación
  3. Identificación
  4. Otros Recursos
    1. "Los Murciélagos en Puerto Rico" - Documento en MS Word
    2. Enlaces

    NO SE PERMITE LA DISTRIBUCION O REPRODUCCION DEL TEXTO O DE LAS FOTOS AQUI CONTENIDAS SIN AUTORIZACION DEL AUTOR.


I. Superticiones

Los murciélagos son víctimas del miedo que la mayoría de la gente le tiene a la oscuridad. Se dice que se enredan en el pelo, que chupan sangre, que dañan las cosechas y que causan problemas respiratorios. Estas acusaciones son, en mayor o menor grado, superticiones sin fundamento. Si alguna vez un murciélago se ha enredado en el pelo de alguien, se ha tratado de una casualidad improbable. Los murciélagos NO pasan la noche buscando cabellos donde enredarse.

Es cierto que tres especies de murciélagos se alimentan de pequeñas cantidades de sangre que lamen (no la chupan) de heridas infringidas a otros vertebrados. Sin embargo, NINGUNA de estas especies se encuentra en Puerto Rico.

El daño causado por murciélagos frugívoros a cultivos debe se mínimo o nulo, debido a que los murciélagos se alimentan de frutas en avanzado estado de madurez. De no ser utilizadas por los murciélagos, estas frutas, probablemente, terminarían podridas en el suelo. De cualquier manera, el escaso daño que pudieran causar los murciélagos a los cultivos de frutas, quedaría más que compensado por el servicio prestado como dispersores de semillas y polinizadores, a manera de "colibríes nocturnos". Asimismo, una colonia grande de murciélagos insectívoros puede contribuir a la eliminación de más de 20 toneladas de insectos cada mes.

De todas las imputaciones que se le hacen a los murciélagos, la más común y grave es la de que ocasionan problemas respiratorios. Es cierto que en el excremento de murciélago puede crecer un tipo de hongo capaz de causar problemas respiratorios serios a algunas personas, pero también es cierto que éste y otros hongo crecen en el excremento de aves tales como palomas y pollos. Por tanto, en circunstancias en que la persona esté en contacto tanto con aves como con muricélagos, la eliminación de uno de los dos factores no garantiza la eliminación de los problemas respiratorios.

Los murciélagos, como cualquier otro mamífero, pueden contraer rabia. La incidencia de rabia en los murciélagos es extremadamente baja (menos de 1% donde se ha estudiado), pero la mordida de este animal, como la de perros y gatos, es peligrosa por la posiblilidad de contraer esta enfermedad.

[Tabla de Contenido]

II. Manejo y Conservación

Por inofensiva que pareza la simple visita a cuevas, la práctica intensiva de esta actividad puede tener resultados funestos para las poblaciones de murciélagos. La sola presencia del visitante provoca un gran disturbio en la colonia de murciélagos; más aún, en la época de lactancia es frecuente que las madres, al huir de los visitantes dejen caer las crías al suelo, en donde éstas por lo general mueren. Enfrentadas con este tipo de disturbio, las colonias de murciélagos pueden hacerse cada vez más pequeñas. El tamaño de la población dentro de la cueva es un factor de gran importancia, puesto que contribuye a mantener una temperatura adecuada y el muricélago no se ve obligado a incurrir en gastos de energía para mantener la temperatura corporal.

Esto no quiere decir que no se visiten las cuevas. Sin embargo, se pueden tomar algunas medidas preventivas para reducir al mínimo el disturbio ocasionado. Las cuevas con colonias importantes de murciélagos deben visitarse lo menos posible y nunca durante la época reproductiva, que para la mayoría de las especies ocurre entre abril y septiembre. Cuando se visiten cuevas con murciélagos, la estadía en las cámaras habitadas por estos debe limitarse al menor tiempo posible. Debe evitarse alumbrar a los murciélagos más allá de lo indispensable o hacer ruidos innecesarios.

Un proyecto de gran valor para la conservación de los murciélagos y que puede llevarse a cabo por personas que frecuentan cuevas es el de organizar un inventario de las especies de murciélagos en las cuevas de Puerto Rico. Esta información sería más valiosa si se complementa con datos sobre la temperatura, humedad y morfología de la cueva, especialmente las dimensiones de la(s) entrada(s).

En ocasiones, algunas colonias del MURCIELAGO DE TECHOS (Molossus molossus) llegan al punto de causar inconvenientes a los residentes de las casas que utilizan como albergue diurno. La única manera efectiva de eliminar este problema es obstruyendo los accesos al albergue. Esto debe hacerse luego de que los murciélagos haya salido para su primer periodo alimentario (véase la parte de identificación). De esta manera se evita la muerte y descomposición de los animales en el techo. Si se observan los agujeros por donde salen los murciélagos, estos pueden taparse, evitando así el regreso de los animales. Si los murciélagos encuentran otras entradas, el proceso puede repetirse hasta excluirlos por completo.

Este proceso puede parecer tedeioso pero la alternativa de envernenar a los murciélagos en el techo sólo detendrá el problema temporalmente, además de causar un problemas higiénico mayor que el que se quiere combatir. Un factor que debe considerarse antes de obstruir el acceso al albergue es la temporada reproductiva. El obstruir el acceso durante estos meses ocasionaría la muerte de las crías en el techo.

Es importante recordar que los murciélagos son el único grupo importante de depredadores nocturnos de insectos. Esto quiere decir que las molestias causadas por las hordas de mosquitos, comejenes, polillas y otros insectos que plagan las residencias por las noches, probablemente, llegarían a niveles insoportables de no ser por la actividad de los murciélagos.

[Tabla de Contenido]

III. Identificación

En Puerto Rico, contamos con 13 de las casi 1,000 especies de murciélagos que se conocen en el mundo. Estas 13 especies constituyen la totalidad de los mamíferos terrestres nativos no extintos de la Isla. Otros mamíferos silvestres, tales como ratas, ratones, cabros, cerdos, mangostas (o ardillas) y monos, no son sino introducciones desafortunadas de mamíferos del viejo mundo.

  1. Familia: Noctilionidae
  2. Familia: Mormoopidae (todos con ojos incospicuos)
  3. Familia: Phyllostomidae (todos con uropatagio reducido)
  4. Familia Vespertilionidae
  5. Familia Molossidae

[Tabla de Contenido]

Back Up Next